28/10/09

Monólogo de madrugada...


No creo en las casualidades...
Cuando dos personas se cruzan en la vida, de la manera que sea, es porque eso debía suceder...
Cuando alguien empieza a formar parte de la vida del otro, es porque por algún motivo eso tenía que pasar...
Cuando determinado día te cruzás con determinada persona en cierta circunstancia tiene que tener un por qué...
Nada ocurre por azar... Nadie ocupa un lugar en otro corazón porque sí...
Cuando ese otro soy yo, eso pasa porque yo permito que pase...
Cuando eso me hace bien, es una buena decisión...
Cuando eso me inquieta o me complica la vida ¿es una decisión desacertada?
¿Uno puede realmente decidir quién forma parte de su vida y quién queda afuera?
¿Hay manera de preservarse de esas relaciones que contaminan, que desestabilizan, que definitivamente llegan con la fuerza de un tsunami y cuando queremos acordar, ya estamos inmersos en el desborde?
¿Es cierto que no es bueno desbordarse? ¿O a veces desbordar ayuda a eliminar lo que no debía estar en esa superficie?
¿Será que el corazón no tiene filtro?¿Que es imposible pasar por un tamiz las emociones y dejar afuera las que no nos convienen?
¿Sólo nos convienen las que nos hacen sentir felices?
¿No era que se crece a través del dolor? ¿Por qué entonces tratamos de evitarlo?
Será entonces que no estuvo tan mal que ciertas cosas pasen...será que teníamos que formar parte del mundo del otro, que debíamos ayudarnos a eliminar esas malezas que nos perturbaban, que el desborde tal vez ayuda a buscar un nuevo cauce, que ni el mejor tamiz podría garantizar que vos quedes de un lado y yo del otro, que no importa si duele, que eso también nos mejora como personas... Que está bien que vos seas vos y yo sea yo... Que está bueno que nuestros caminos se hayan cruzado...que vos formes parte de mi vida y yo de la tuya...aunque nunca lo hayamos decidido....

11 comentarios:

DIAVOLO dijo...

Querida Gladys...

Yo creo que sí, que tenemos el poder de decidir, que tenemos reservado el "derecho de admisión". Si alguien entra en nuestra vida y nos hiere... ¿qué o quién nos impide sacarlo fuera?

Besos.

Gla dijo...

Diávolo: Me gustó lo del "derecho de admisión"... El tema es cuando el portero es el corazón...a veces no sabe discernir quién conviene del lado de adentro y quién es preferible que quede afuera....

la gata dijo...

cuantas preguntas planteadas... yo creo que las cosas siempre tienen un porqué, que cuando dos personas se cruzan normalmente se enriquecen. No hay que cerrarse a nada ni a nadie. Muchas veces nos equivocamos y puede ser que nos hieran, pero crecemos como personas y eso nos hace ser mejores.
un abrazo

Milenius dijo...

Como todo, lo ideal sería el equilibrio. Dejar pasar cosas... hasta cierto punto
Filtrar... hasta cierto punto
Amar (sí, también eso)... hasta cierto punto.

Creo que la búsqueda de ese equilibrio es uno de los grandes objetivos que tenemos en la vida, y que nada es casual.

Ahora, si lo encuentra, ¿no me da la receta?
Hay cada momento en la vida... Un beso grande.

Gla dijo...

La gata: Es verdad...hasta esas personas que nos lastimaron mucho ayudaron a que lográramos algo positivo con nuestra vida....es increíble pero es así....


Milenius: Encontrar el equilibrio...vaya misión...yo no creo que pueda lograrlo alguna vez.... Soy demasiado temperamental...

Gamar dijo...

Disiento con todos, pero todos, no solamente ustedes, con todo el mundo.
Hay que vivir sin filtro. Si como bien decís, nada pasa porque sí, lo que llega hay que aceptarlo, vivirlo y si nos hace bien, quedárselo.
Nuestra misión en la vida debe ser, ser felices y hacer felices a los que nos rodean, por lo tanto, sufrir no es una opción elegida, se tolera cuando llega y de eso también se aprende.
No dejes a nadie afuera sin haberlo conocido bien. Solemos equivocarnos mucho.
Muy buena tu entrada de hoy.
Beso

Gla dijo...

Gamar: "lo que llega hay que aceptarlo, vivirlo y si nos hace bien, quedárselo"...según tus palabras, eso quiere decir que si no nos hace bien, tenemos que dejarlo de lado...eso sería de alguna manera usar un filtro, no???
A mí no me fue muy bien "vivir sin filtro". Yo creo que todos lo usamos...cuando no elegimos lo que nos haría felices por no hacer mal a otros, o cuando preferimos renunciar a algún sueño por apostar a otro...Cada vez que eñegimos lo hacemos...
Y con respecto a no dejar afuera a alguien hasta haberlo conocido bien...difícil saber si uno lo logró verdaderamente....
Da para mucho más...Pero corro el riesgo de que el comentario sea más largo que el post.

YO, la peor de todas dijo...

Hola Gla, què hermoso està el blog renovado. Hace mucho que no aparezco. Pido auxilio en mi blog, espero contar con alguna opiniòn tuya.
Un abrazo enorme.

nadasepierde dijo...

desde el momento que alguien o algo toca el corazón, es porque hay un espacio para que llegue.
Es una ley de la naturaleza, o del cuerpo humano, que los espacios vacíos se llenan. Por algo llegan, y hay que saberlos apreciar... pensar en si conviene o no, quizas es lo que deberiamos hacer, pero no es facil discernir, ni ser tan racionales.
un beso y buen finde

DeepBlueSky dijo...

Pues es culpa de destino entonces y le agradezco que te pusieta en mi camino, y que tu presencia ocupe un lugar en mi vida.
Bsos.

Gla dijo...

Yola: Ya pasé por su blog a dejar mi humilde opinión.Gracias por volver por acá...Mi blog no es el mismo sin sus comentarios...

Nadasepierde...Los huecos son para ser llenados??? Tema para diván!!

Deep...¡Gracias!!!!Lo mismo opino yo.....Mis amigos virtuales ocupan un lugar importante en mi corazón...