21/10/09

Y sí....duele...


Lejos están esos días en que mi historia era conocida por vos "de pé a pá" y una y otra vez, era yo quien parecía marcarte algunos caminos... Esas charlas que resultaban masajitos al corazón por cálidas y contenedoras. Eran épocas en que no necesitábamos intermediarios, si no nos encontrábamos nos buscábamos, sin necesidad de excusas. Cuando te miraba sabía exactamente cómo te estabas sintiendo y vos otro tanto... Si nos habremos peleado por no aceptar que el otro no tomara las decisiones acertadas, por miedo a que nos lastimáramos en forma irremediable. Sí, ya sé... Yo era la que peleaba, vos esperabas que se me pasara y volvíamos a hablar como si nada. Y si yo no podía, eras vos el que se acercaba con tu aire de "Aquí no pasó nada, yo también te quiero"... Y mi sonrisa sellaba la reconciliación. Pasó que nos prometimos un café, un mate, un encuentro en el que sincerarnos... No pudiste o no quisiste...Tuviste miedo de lo que tenía para decirte, o te imaginaste que esa charla sería un "antes y un después". Y no quisiste arriesgarte. Y esa actitud marcó la distancia. Hoy nos miramos y extrañamos esos momentos. Hoy dejamos que haya quien hable por nosotros. Hoy nos sorprendemos de vez en cuando con un mensajito o un mail cariñoso. Un abrazo que, al encontrarnos dice lo que las palabras nunca pudieron: ese silencio compartido que quizás no signifique lo mismo para uno que para el otro, pero sabemos que existe. Hoy no es como ayer... Y no me gusta... Hoy extraño al amigo que tenía y aprendí a conformarme...No esperes que el grupo de amigos nos proteja de nosotros mismos, sólo basta con que vuelvas a levantar el teléfono como antes. Eso sería más que suficiente... Y ni siquiera habrá necesidad de romper el silencio...

8 comentarios:

Gamar dijo...

Mal por el amigo.

Café (con tostadas) dijo...

ah... me ha pasado con todas las personas que vienen con una sonrisa de 'aquí no ha pasado nada'.

Sirve, hasta que sí ha pasado algo y es necesario hablarlo...

Y si lo invitás a un café?

Gla dijo...

Gamar: Creo que tuvo miedo de que se perdiera nuestra amistad si charlábamos algo pendiente... Mal? Qué sé yo...Hizo lo que pudo....

Café... Ya lo invité hace rato... usted debe estar helada de esperar que él se la tome....

DeepBlueSky dijo...

Espero que el tiempo logre vencer el silencio y nuevamente logren disfrutar juntos como antes.
Bsos

Fabiana dijo...

A mí me pasó algo parecido este año. A él lo consideraba el hermano que no tuve. Me sentía escuchada, contenida y protegida. Pero algo pasó y se cortó la relación fraternal.

Yo también recibo sus mails, pero no es lo mismo.

Cuando algo se rompe, puede arreglarse siempre que se intente, pero ya será algo "reparado". Como las cicatrices.

Igual, siempre se aprende. Aunque a veces duele.

Besos.

Gatadeangora dijo...

A veces los amigos se distancia sin dar ninguna explicación y eso es cobardia, a lo peor es que no sienten lo mismo que el otro.

Besos Gla

Silvana Perlezzi dijo...

Hola Gla! Còmo estàs?
Hay un premio para tì en mi blog, ppuedes pasar a buscarlo cuando gustes.
Un abrazo,@amiga!
Silvana

Gla dijo...

Deep, Fabiana, Gata.... Cada uno hace de su vida lo que puede y no siempre lo que el otro espera...Mientras el afecto esté intacto siempre hay posibilidad de recuperar lo perdido...

Silvana: Gracias. Ya me llevé tu premio y lo tengo bien visible ya lo compartí con una buena amiga...