25/5/10

Ay Patria mía!!!

Mucho he leído, muchas más imágenes he visto y demasiado he escuchado en estos días de festejo del bicentenario.

Frente a la pregunta de mi amigo Lao, no pude dejar de reflexionar....
Él decía acá ": ¿Sonreirán los niños y volverán contentos a casa? Pensando que gracias al ejemplo de los adultos o "patriotas de hoy", ellos serán los artífices a partir de ahora, de un pais que supere LAS MEDIOCRES BARRERAS Y MIRE DE FRENTE A LA BANDERA.?" 
Y yo pienso...

Uyyyy...Esos niños mejor que miren a los patriotas reales que comparten su vida de cada día, su mamá y su papá, que van a trabajar todos los días sin buscar excusas para no hacerlo, al diariero que con su mejor sonrisa le lleva las noticias todos los días hasta su casa, su maestra que pone todo de sí para profundizar los valores que le inculcan en su casa, su vecino que levanta las hojas de su árbol para que el agua pueda correr libremente por la calle y no molesten a nadie...Esos hacen Patria, que no prenda la tele, sino se encontrará con personas que encima fueron elegidas por nosotros dando ejemplos de lo que no se debe hacer...que no deponen su soberbia ni siquiera para unirse en un "Viva la Patria"...

Reflexiones para no perderse:

8 comentarios:

Soledad dijo...

Amiga Gla... estamos de acuerdo!!
Una que tiene el maldito vicio de mirar para adelante se agarra la cabeza de ver para donde apunta todo esto!

Y yo todavía me resisto al relájate y goza.

Verónica Molina dijo...

Después de leer el excelente post de Milenius, me agarró así como un impulso fuerte de creer que Patria es todo lo que nos define: lo bueno y lo malo, lo respetable que hacen los padres y los maestros por sus hijos y alumnos, y lo chotísimo de nuestros representantes que quisiéramos cambiar. Si ellos están ahí, es porque nosotros los pusimos, se "lo que supimos conseguir". Son nuestro reflejo, el resultado de nuestra historia. Y, para aprender de nuestros errores, nuestros hijos tendrán que verlos y sacar sus propias conclusiones, me temo...

Besos gigantes.

nadasepierde dijo...

Creo que nos falta mucho recorrido para hacer patria.
Hace poco, hablaba con gente que vive en otros paises, y me asombré de lo orgullosos que estan de su país, de su sistema de gobierno, de la independencia de las autoridades, del respeto por las instituciones, de la búsqueda genuina del bien general, y a la par que sentia admiración por esa gente que se sentia tan comprometida y tan representada, senti que era un abismo lo que nos separaba.
Algun dia aprenderemos, espero.

un beso

La candorosa dijo...

Hoy con mi hijo, en el acto de su escuela, nos pusimos a meditar sobre un mural que decía:

"Los destinos de una Nación se construyen todos los días, con los actos cotidianos"

Estoy convencida que es así!!

Sumemos cada día desde nosotros, eso es lo que vale!!

Abrazos!

La candorosa dijo...

Hoy con mi hijo, en el acto de su escuela, nos pusimos a meditar sobre un mural que decía:

"Los destinos de una Nación se construyen todos los días, con los actos cotidianos"

Estoy convencida que es así!!

Sumemos cada día desde nosotros, eso es lo que vale!!

Abrazos!

Milenius dijo...

Somos nosotros, sin lugar a dudas, los que hacemos que la cosa "funcione" lo mucho o poco que funciona. Si tenemos que elegir mejor, hagámoslo, pero escuchemos bien antes lo que dicen, y también presetemos atención a lo que callan...

Besos, Gla, ¡y gracias por recomendar mi post!

:)

Lao dijo...

MUCHOS SALUDOS Y MUCHAS GRACIAS GLA

Gla dijo...

Soledad: Convengamos en que es bastante difícil relajarse,no?

Verónica:Me quedé pensando si nosotros aprendimos algo de los errores de nuestros padres...¿Vos decís que nuestros hijos podrán aprender de los nuestros?

Nadasepierde: No creo que haya países tan perfectos ni que nosotrros seamos tan desastrosos, que nos queda mucho por aprender seguro...

Cando: Apuesto decididamente a eso.

Milenius: Quizás nos hace falta eso: Estar atentos...
PD: Su blog merece la recomendación.

Lao: Gracias a usted...