22/8/11

Torbellino interior

Un domingo especial. muy esperado ansiosamente año tras año....Antes por ser niña y esperar el agasajo, después por ser quien preparaba las sorpresas, envolvía los regalos y deslumbraba con desayunos impresionantes....Hoy, con esa mezcla de nostalgia y placer....
Mi hija, con sus catorce años esperando que nos acordemos de la nena que todavía es, celebrando que sus abuelos se "autoinvitaran" al almuerzo familiar en su honor, planificando el encuentro con sus amigas para más tarde. Y ese par de horas que la transformaron.... Pasando de ser la nena mimada de mamá y papá y sus abuelos, a la princesita que se prepara para otro cumpleaños de quince: con pollera corta, altos zapatos de taco, sombra en esos ojitos que siguen hablando por sí solos......Y yo, mirando a lo lejos...Con la alegría de saber que es una mujercita que tiene unos valores increíbles y con el placer de verla disfrutar de la adrenalina que estos eventos le producen...
Pero una terrible nostalgia me atraviesa el alma. No puedo evitar extrañarla. Extraño la nena que fue: su sonrisa permanente, sus mimos a cualquier hora, su energía que contagiaba.
Hoy todo eso sigue presente pero a cuentagotas. La sonrisa escasea en casa y abunda con sus amigos. Los mimos aparecen cada vez que tiene ganas (Más con el papá que con la mamá, obvio). Energía? Qué es eso?Ahhhh, sí, la que utiliza para navegar por la web, salir con las amigas y hablar por teléfono....
Es normal.... es de libro.... Corresponde que así sea.... Pero juro que me cuesta de verdad atravesar esta etapa... Sabía que llegaría pero no que me resultara tan cuesta arriba...
Y eso que "es buenita", "no da trabajo"...como dicen las abuelas.... Por tranquila que una adolescencia asome, es un sismo en los sentimientos de mamás como yo, que en algún momento soñamos con "tener un bebé".... Sin darnos cuenta que eso, duraría muy poco tiempo....

11 comentarios:

Gamar dijo...

El otro día vi en Discovery un hombre grande en una cuna con pañales y una mujer lo cuidaba, no se si era su esposa. Usted quiere algo así que no crezca?
Tal vez me agarre cuando crezca la última, pero por ahora, cuando una crecía, venía otra. Y yo creo que para sentirse joven nada como tener un chiquito en casa. No se como será en 10 años.
Feliz día.

Gla dijo...

Si el remedio para combatir la nostalgia es tener otro....moriré nostálgica... Y sí.....parezco la letra de un tango!!!!

Lao dijo...

Está muy bien que extrañes a la nena y tenés que expresárselo así como te salga, que aunque parezca lo contrario, ella siempre lo grabará en su corazón y lo disfruta. Para vos sigue siendo la nena y eso no está mal para nada, así es como ella te necesita. Sos vos la que te hacés el rollo. Disfrutala es tu nena para siempre. Un saludo.

Gamar dijo...

¿Y le gusta el tango?

Gla dijo...

Lao: Si hablamos de rollos....soy Kodak!!!!!!

Gamar: Sí, me gusta el tango....masoquismo puro,no?

ARIADNA dijo...

Tienes razon el tiempo pasa tan pronto y todo esto desafortunadamente siempre sucede creo que tendras que esperar a que se case para que vuelva a ser tu nena consentida, no se por que nos da por revalorar a los padres cuando abandonamos el nido, besitos y abrazos y arriba el animo que tu nena esta alli.

Princesa Adora dijo...

Uy que nostalgia!! Todavía no lo entiendo porque mi hijo tiene 3 años y estoy en la mejor etapa de besuquero y cariñoso y la verdads que la disfruto!! Qué voy a a hacer? Es lo mejor que me sale.

Cada cosa con su etapa, es cierto!!!

Cariños!!!
No se crea la única KODAK dando vueltas por ahí, eh!!!

Gla dijo...

Ariadna: Creo que empezamos a valorar a nuestros padres cuando somos nosotros los que recibimos ese título!

Princesa Adora: Bienvenida al club de las "enrolladas"!

Gamar dijo...

Sólo preguntaba si le gustaba el tango, porque como dice ud "parezco la letra de un tango" es bueno saber que le gusta en lo que se convirtió.
Por mi está bien. A quejoso no me gana nadie, pero no, por ahora el tango no me mueve ni un pelo. Hay quienes dicen que con los años me va a gustar.
Saludos

Gla dijo...

Gamar: ¿Quiere decir que estoy vieja?

Gamar dijo...

No por favor, no podría decir eso. Pero usted sabe que soy medio inmaduro y las cosas me tardan en llegar, por eso, tal vez si llego a los 70 me llegue a gustar esa música donde todos son quejas y lamentos. Por ahora prefiero algo un poco más positivo.
Pero además, ni el ritmo ni las armonías del tango jamás llegaron a provocarme nada, no se.
Le dejo un beso.