30/11/09

Un paréntesis...


Mientras recupero la inspiración (si alguna vez la tuve) y transito este paréntesis necesario y obligado, los invito a a leer por primera vez o  a releer a quienes ya lo  hayan visitado, uno de los posts que más quiero.... No porque sea una obra de arte sino porque representa mi realidad más tangible.
Hoy me toca tomar el volante en lugar de ser copiloto...... Es la vida...



25/11/09

Muy real... Ánimo colegas que falta poco...


"SI UN DOCTOR, UN ABOGADO O UN DENTISTA TUVIERA A TREINTA PERSONAS O MÁS EN SU OFICINA A LA VEZ, TODAS CON DIFERENTES NECESIDADES Y ALGUNAS QUE NO QUIEREN ESTAR ALLÍ Y EL DOCTOR, ABOGADO O DENTISTA, SIN AYUDA, TUVIERA QUE TRATARLOS A TODOS CON EXCELENCIA PROFESIONAL DURANTE DIEZ MESES, ENTONCES PODRÍAN TENER UNA IDEA DE LO QUE ES EL TRABAJO DEL DOCENTE EN EL AULA".

23/11/09

21/11/09

Un encuentro conmigo misma



Lo publiqué el 28 de Junio de 2008...Hoy tuve ganas de reeditarlo...Aunque hoy afuera no brille el sol....


Un día como todos los demás

Hoy, mirando por la ventana en la que el sol invita al paseo y la aventura, prefiero quedarme en casa a disfrutar de este espacio, tan añorado, tan luchado, tan nuestro…
Y me sumerjo en un viaje por mi yo más interno…me encuentro con fotos queridas que me llevan en un viaje inesperado a través de los años, y me reencuentran con las personas amadas, las decisiones tomadas, las ausencias que duelen, las presencias distantes….
Y en cada una de ellas me encuentro a mí misma, queriendo engañarme con que el tiempo me fue cambiando….En realidad, en cada una de esas etapas estoy yo, la de hoy, la de siempre…
La que ayuda cada vez que puede, y cuando no puede también…
La molesta que dice siempre lo que piensa, aunque esto sea lo último que le convenga hacer…(Y no aprendo!!)
La que ubica en lugares increíbles a la gente que quiere y se da la cabeza contra la pared cuando no se siente correspondida…
La que se involucra con todo y con todos, dejando muy poco espacio para sí misma…
Pero también, la que disfruta horrores con la felicidad de sus afectos..
La que sufre por sus problemas como si fueran propios…
Y es feliz con cada pequeño gesto de reconocimiento…
Sencillamente la que todo lo percibe a flor de piel, sin poder esconder lo que siente, lo que piensa, lo que esencialmente es…..

16/11/09

Cómplices

Planeó cuidadosamente cada detalle. Nada podía salirse de lo planeado... Esperó que se apagaran una a una las luces de la casa. Ningún ruido debía escucharse... Sentado en el césped, oculto en la oscuridad del parque.Miraba una y otra vez el reloj. Su paciencia se iba agotando. No entendía qué podría haber pasado. El apagado de la última luz era la señal del encuentro para llevar a cabo su misión. Esperó un rato más pero, viendo que nadie se acercaba, decidió emprender lo pactado a solas.
Entró sin que la puerta apenas se enterara. No era fácil manejarse a oscuras aunque fuera un lugar sumamente familiar. Subió con sigilo las escaleras, sólo el ruido de su respiración lo escoltaba... Llegó a la planta alta. Indudablemente todos dormían. Se sacó los zapatos para que sus pasos no fueran los autores de ninguna presencia inesperada. Siguió ascendiendo hasta el altillo. Allí se decidió a encender la luz. Tomó el botín tan largamente acariciado y con el mismo cuidado, comenzó a volver sobre sus pasos. Al acercarse a la puerta de los dormitorios, se sobresaltó ante la presencia de quien debía unirse a él un rato antes. Lo ayudó con su carga y fueron descendiendo uno a uno los peldaños que los separaban de la puerta principal. Al llegar al living sólo se podía observar la enorme sombra del árbol de Navidad que se encontraba al lado de la ventana iluminado por la luz de la luna. Llegaron hasta allí, depositaron los hermosos paquetes con la misma ilusión con que los recibían cuando eran chicos y se miraron satisfechos. Sellaron con un abrazo la emoción que les provocaba ser cómplices en esa mágica aventura.
Salieron de la escena rápidamente, temiendo ser descubiertos antes de que el sol anunciara que era la hora...
La hora de disfrutar la carita que sus hijos pondrían, al descubrir la sorpresa tan largamente planificada...

15/11/09

Para empezar la semana con una sonrisa

video

12/11/09

¡¡¡Tengo logo propio!!!

Un regalo diferente

Me encantó este obsequio de Thomas Lommío .
No dejen de visitarlo en Tómalo o déjalo. Es sumamente original en sus creaciones.

Thommas: Gracias por haber dedicado tu tiempo a mi blog... ¿Los de Claro me cobrarán regalías?

9/11/09

La historia sin fin...


SI YO PIENSO EN VOS Y VOS PENSÁS EN VOS...
¿EN MÍ QUIÉN PIENSA?



8/11/09

Volver a empezar...


Con lo que le costó construirlo...
Sólo él sabía el esfuerzo que le había llevado...
Minuto, tras minuto, día tras día...
En ese espacio antes no existía nada...
De a poco se fue llenando con su entusiasmo, su fuerza de voluntad, su energía...
Supo de dudas, del miedo a fallar...Tuvo que detenerse, observar en perspectiva e incluso volver a empezar...
Con paciencia, con voluntad, sin notar el paso del tiempo...
Como sólo él podía hacerlo...
Sin descuidar el más mínimo detalle...
De repente, cuando estaba a punto de concretarlo, todo se esfumó. Un huracán tiró al piso su ilusión, su proyecto, su motivo de alegría de los últimos tiempos...

Las lágrimas brotaban por sus mejillas en forma incontrolable...
Nadie podía entender lo que ese momento significaba para él.
Con toda la tristeza de su alma, se sentó en el piso y empezó a juntar una a una las piezas del hermoso rompecabezas que Papá Noel le había regalado para la última Navidad.
Desde un costado, a lo lejos, lo observaba con culpa su hermanita de 5 años, apenas dos menos que él...
- Fue sin querer- sólo atinó a decir.
Y con su servilleta llena de dulce de leche, secó cada una de las lágrimas que le había provocado a su hermano, al intentar agarrar a su perro que corría alrededor de la mesa en que él trabajaba abstraído en el armado de su rompecabezas.
Él no pudo resistirse a tanta ternura... Ella siempre lograba robarle una sonrisa...
- No tiene importancia- le dijo con afecto.

Y volvió a empezar... De eso se trata la vida...

3/11/09

Cuando la nada ya lo era todo....

Tal vez te interese conocer la otra cara de esta historia...

Y fue así...naturalmente...
Esa mañana luego del desayuno lo había decidido...
No tenía sentido prolongar una historia que no daba para más...
Años llevaba tirando sola de un carro que cada día se hacía más y más pesado. Mucho tiempo soñando sola un amor que no lograba que fuera compartido.
Siempre la cuidó, es cierto...
Nunca le faltó nada... casa, vestidos, los gustos que quisiera darse...
Quiso creer que él la quería... tal vez en algún momento lo hizo. Pero hacía rato que sólo convivían civilizadamente.
Ya ni recordaba cuándo fue que eso empezó a pasar...
Durante mucho tiempo pudo percibir el esfuerzo que él hacía por sostener la imagen de una familia que en realidad no existía...más bien del comienzo de una familia... Los hijos nunca quisieron llegar, como si hubieran presentido que no iban a poder reparar una relación que, quizás, estaba destinada a terminar antes de empezar...
Muchas veces se preguntó qué habría hecho mal ella, por qué no pudo mantener el amor que había en sus ojos al principio cuando la miraba.
Poco podía contestar él, cuando en realidad no tenía nada para reprocharle." Simplemente pasó". Al menos eso le decía.
Y los silencios empezaron a invadir sus vidas, los proyectos comenzaron a desaparecer de sus caminos en común. Un día comenzaron a mirarse como dos extraños. Lo único que a esa altura los unía era un gran dolor, por ver derrumbarse el sueño del "para siempre".
Ella esperó una y otra vez que él tomara la iniciativa, que tuviera el valor de dejarla y arrancarle de raíz el dolor que la lasceraba. Ella lo amaba más que a nadie. Pero con su amor solamente no bastaba. Y fue esa mañana, cuando ese saludo indiferente los despedía hasta la noche, por fin pudo sentir que era capaz.
Y lo hizo... Con lágrimas en los ojos, se dispuso a tender las camas, regar las plantas, ordenar la casa... Como si ese instante pudiera preservarse en el tiempo y hacerse eterno.
Esa casa, SU CASA, cobijaba en cada rincón una ilusión. Nada se hallaba allí por casualidad. Cada cuadro, el color de las paredes, la disposición de los muebles...Todo, absolutamente todo había sido producto de decisiones compartidas, soñando con un futuro juntos.
Pasó el día sin darse cuenta, mirando fotos, despidiéndose de cada uno los momentos en que sí había sido feliz... Una vez que terminó de dejar todo en su lugar, tomó un papel y un lápiz, comenzó a escribir una carta que pudiera explicarle...
"Tratamos, yo lo sé...Quisiste que funcionara, de eso no tengo dudas. ¿Que pasó? Tal vez nunca fui la clase de mujer que querías a tu lado... Lo intenté, pero no pude. Tampoco hubiera tenido sentido ser al lado tuyo quien no soy en realidad, sólo por complacerte... No me resulta fácil, pero es lo único que puedo hacer por respeto al amor que siento por vos: Dejarte libre... Ojalá puedas ser feliz, aunque sea sin mí"
Sacó cada prenda, cada recuerdo, cada pertenencia de su placard. Con cuidado, fue acomodándolos en un bolso, ese que los acompañaba en todas sus vacaciones...Las lágrimas le impedían ver exactamente cómo iban quedando acomodados. Cerró la puerta del placard... Tomó su bolso con fuerza, como si sus puños pudieran descargar todo el dolor de su alma, colocó la carta sobre la cama, dio un último vistazo a la habitación que habían compartido todos esos años y sin volver la vista se fue alejando. La bocina del remis le anunciaba que ya era hora. Cargó sus cosas en el baúl, puso un pie en el auto y, como si un huracán la llevara, dio media vuelta, entró corriendo, se tiró de bruces en la cama sollozando desde el fondo de su corazón... Respiró profundamente, extendió el cubrecama, tomó la carta que había dejado minutos antes y, escondiéndola en el fondo de su bolsillo,volvió sobre sus pasos, apagó las luces y se marchó atravesando las penumbras del anochecer.
Él...él no iba a sorprenderse... La conocía demasiado....