3/11/09

Cuando la nada ya lo era todo....

Tal vez te interese conocer la otra cara de esta historia...

Y fue así...naturalmente...
Esa mañana luego del desayuno lo había decidido...
No tenía sentido prolongar una historia que no daba para más...
Años llevaba tirando sola de un carro que cada día se hacía más y más pesado. Mucho tiempo soñando sola un amor que no lograba que fuera compartido.
Siempre la cuidó, es cierto...
Nunca le faltó nada... casa, vestidos, los gustos que quisiera darse...
Quiso creer que él la quería... tal vez en algún momento lo hizo. Pero hacía rato que sólo convivían civilizadamente.
Ya ni recordaba cuándo fue que eso empezó a pasar...
Durante mucho tiempo pudo percibir el esfuerzo que él hacía por sostener la imagen de una familia que en realidad no existía...más bien del comienzo de una familia... Los hijos nunca quisieron llegar, como si hubieran presentido que no iban a poder reparar una relación que, quizás, estaba destinada a terminar antes de empezar...
Muchas veces se preguntó qué habría hecho mal ella, por qué no pudo mantener el amor que había en sus ojos al principio cuando la miraba.
Poco podía contestar él, cuando en realidad no tenía nada para reprocharle." Simplemente pasó". Al menos eso le decía.
Y los silencios empezaron a invadir sus vidas, los proyectos comenzaron a desaparecer de sus caminos en común. Un día comenzaron a mirarse como dos extraños. Lo único que a esa altura los unía era un gran dolor, por ver derrumbarse el sueño del "para siempre".
Ella esperó una y otra vez que él tomara la iniciativa, que tuviera el valor de dejarla y arrancarle de raíz el dolor que la lasceraba. Ella lo amaba más que a nadie. Pero con su amor solamente no bastaba. Y fue esa mañana, cuando ese saludo indiferente los despedía hasta la noche, por fin pudo sentir que era capaz.
Y lo hizo... Con lágrimas en los ojos, se dispuso a tender las camas, regar las plantas, ordenar la casa... Como si ese instante pudiera preservarse en el tiempo y hacerse eterno.
Esa casa, SU CASA, cobijaba en cada rincón una ilusión. Nada se hallaba allí por casualidad. Cada cuadro, el color de las paredes, la disposición de los muebles...Todo, absolutamente todo había sido producto de decisiones compartidas, soñando con un futuro juntos.
Pasó el día sin darse cuenta, mirando fotos, despidiéndose de cada uno los momentos en que sí había sido feliz... Una vez que terminó de dejar todo en su lugar, tomó un papel y un lápiz, comenzó a escribir una carta que pudiera explicarle...
"Tratamos, yo lo sé...Quisiste que funcionara, de eso no tengo dudas. ¿Que pasó? Tal vez nunca fui la clase de mujer que querías a tu lado... Lo intenté, pero no pude. Tampoco hubiera tenido sentido ser al lado tuyo quien no soy en realidad, sólo por complacerte... No me resulta fácil, pero es lo único que puedo hacer por respeto al amor que siento por vos: Dejarte libre... Ojalá puedas ser feliz, aunque sea sin mí"
Sacó cada prenda, cada recuerdo, cada pertenencia de su placard. Con cuidado, fue acomodándolos en un bolso, ese que los acompañaba en todas sus vacaciones...Las lágrimas le impedían ver exactamente cómo iban quedando acomodados. Cerró la puerta del placard... Tomó su bolso con fuerza, como si sus puños pudieran descargar todo el dolor de su alma, colocó la carta sobre la cama, dio un último vistazo a la habitación que habían compartido todos esos años y sin volver la vista se fue alejando. La bocina del remis le anunciaba que ya era hora. Cargó sus cosas en el baúl, puso un pie en el auto y, como si un huracán la llevara, dio media vuelta, entró corriendo, se tiró de bruces en la cama sollozando desde el fondo de su corazón... Respiró profundamente, extendió el cubrecama, tomó la carta que había dejado minutos antes y, escondiéndola en el fondo de su bolsillo,volvió sobre sus pasos, apagó las luces y se marchó atravesando las penumbras del anochecer.
Él...él no iba a sorprenderse... La conocía demasiado....

14 comentarios:

Gise dijo...

Esta parte de la historia dolió más... Construir de a uno no es construir, solo se intenta posponer un fin.

Gla dijo...

Gise: Así parece....pero fue una decisión sana...no se puede vivir sobre una mentira...

Adriana Alba dijo...

Todo tiene un final...Todo termina... Lo importante después de atravesar el dolor y trascenderlo, es el aprendizaje. Todo mal tiene su bien "oculto" y todo cambio siempre es para "mejor"
Te envío abrazos de luz!!!! Gla y te invito a conocer mi espacio!!!
Adriana Alba

http://descubriendonuestrointerior.blogspot.com

Gla dijo...

Adriana: Ya pasé a visitarte y serás bienvenida cada vez que quieras pasar por aquí....
Es cierto...de todo se aprende...y del dolor...más!!

nadasepierde dijo...

cuanto valor para no resignarse a una vida sin amor. Me pregunto cuantos son los que siguen una relación por no tenerla valentía de enfrentar la incertidumbre de un camino sin destino conocido.
Pero mejor eso a languidecer esperando lo que se sabe que no va a llegar.
Impecable la narración y como está contada!

un beso

Gla dijo...

Nadasepierde: Me alegro que te haya gustado. Hay mucha gente que vive sin resignarse al no amor y hay quines sí lo hacen y priorizan otros valores tan importante como ese...Es una elección y no es criticable...Cada uno elige lo que cree que puede hacerlo más feliz o más felices a los que lo rodean....

Gamar dijo...

.

Verito dijo...

El problema de dejarse estar en una relación de final cantado es todo el tiempo que se pierde en tomar la decisión. Eso es peor que el momento del corte en sí. Porque durante todo ese tiempo tampoco estás con el otro, vivís todo como escindida, y a veces son años dando vueltas para decidirte, años preciosos que no vuelven. Posponer esas decisiones cuesta caro, pero a veces no hay cómo pagar un precio más barato.

Gla dijo...

Gamar: ¿Lo dejé sin palabras?

Verito: Es cierto, cada uno hace con su vida lo mejor que puede....

Soledad dijo...

a veces cuesta tanto tomar esas decisiones...
Pero bueno, cuando algo se termina algo empieza... si no, queda por delante una eternidad vacía.

Gise dijo...

Por qué no dejar las verdades plasmadas en el papel? Por qué llevárselo?

Gla dijo...

Sole: Siempre hay un "para qué" por delante en la vida...sino sería demasiado triste...¿No te parece?

Gise: Quizás porque el mensaje entre ellos ya era demasiado claro, quizás no quiso exponerse una vez más, quizás quiso dejar abierta la puerta para que él la busque... quién sabe...

DeepBlueSky dijo...

Existen decisiones muy dificiles de tomar y sobre todo muy dolorosas y ese dolor tiene que sentirse y vivirse para hacernos más fuerte... pero solamemte el tiempo ayuda a cerrar las heridas.
Bsos

Gla dijo...

Deep: Es cierto, el tiempo A VECES ayuda....