4/9/09

Cambio de humor...


Hoy es uno de esos días en que ni yo misma soporto convivir conmigo.
Hay miles de motivos para andar enojado con la vida...
Perder un trabajo, pelearse con un amigo, discutir con el marido o esposa, estropear una oportunidad, que te llueva cuando pensabas salir de picnic, que se corte la luz en medio de tu programa favorito, etc, etc, etc...
Para todos los gustos y en diferentes escalas de gravedad....
Bueno...Hoy no me pasó nada de todo eso... Y sin embargo hace un par de días que me acompaña un humor de perros...Ni siquiera en realidad, porque hasta Luna, mi perrita prefiere ignorarme.
Eso sí... Soy de las personas que no comparten su malhumor con quien no lo merece...A lo sumo aviso con fuegos artificiales que el horno no está para bollos y de esa manera prevengo males peores...Todos tienen la opción de elegir estar cerca o huir despavoridos...
Ya pasará...seguro... Y seguiré preguntándome por qué hoy fue uno de esos días...



13 comentarios:

DIAVOLO dijo...

A veces no encontramos explicación, pero a todos nos pasa. Espero que sea un malestar tan fugaz, que cuando leas mi comentario ya se haya pasado.

Un beso, y una sonrisa.

Gamar dijo...

Mis señales de alerta hacia los demás son muy evidentes.
Hablo poco cuando es indispensable y no hablo nada de nada si no es de vida o muerte. Los que me conocen me van dejando solo y así se evitan catástrofes. Salvo mi mujer que siempre hace todo lo contrario de lo recomendado.
Y encima está nublado, pero en cuanto salga el sol todo se me pasa.
Esta noche la selección puede hacer algo para mejorar mi estado o convertirme en un indeseable.
En este caso Gla, no le podemos echar la culpa a las hormonas de género.
Besos

YO, la peor de todas dijo...

Hola Gla, tanto tiempo. A mi hace rato que me dura el mal humor. Particularmente necesito que llegue diciembre y positìvamente se que mi mal humor se debe a que van dos años que hago las cosas mal en cuanto a lo laboral.
Asi que bueno, ya brindaremos con sidra y esperemos que sea para mejor.
Un beso

Gla dijo...

Diavolo: Ya está todo mejor...Habrán sido sus buenos deseos....

Gamar: Es un tema poder dejar solo al otro cuando uno cree que ayuda con la compañía... A las mujeres nos cuesta dar un paso al costado en ese caso...A mí al menos me llevó bastante tiempo aprenderlo...
Por acá asomó el sol y eso ayuda bastante...es verdad...
Si el humor puede cambiar con un resultado futbolístico, la cosa no debe ser tan grave...Un triunfo será una alegría doble entonces...

Hola Yola!! Se te extrañaba... ¿Será posible que a uno le cueste tanto poner lo laboral en el exacto lugar que merece y que no nos invada las emociones de la amnera que lo hace? La vida pasa por otro lado...Ya falta poco para diciembre...¡Fuerza colega!

Milenius dijo...

Hay días, de disconformidad, supongo, y uno no quiere nada. A mí me pasa que esa frase me sale así, literalmente: "No quiero nada". Me sorprende la cantidad de veces que la pronuncio cuando estoy de mal humor. Y no, no es que uno no quiera, es que no sabe qué o lo que le convenció ayer hoy ya no.
Es feo estar así, pero tenemos que saber que nos cabe pleno derecho de sentirnos mal. Porque si a eso le agregás la culpa, pufff... no se sale nunca del círculo.
besos y que mejore...

nadasepierde dijo...

Lo bueno es saber que estas cosas nos pasan, y avisar a tiempo, y también reconocer que a los otros le puede pasar lo mismo.
Lo que si creo que siempre sabemos que nos puso de mal humor... solo que a veces cuesta aceptar o reconocer lo que pasa.

un beso y que la tormenta pase rápido.

Gla dijo...

Milenius...Es cierto...Nada puede cambiarnos el humor en ese caso...

Nadasepierde..A mí no suele pasarme que me ataque el malhumor. A lo sumo la melancolía o la tristeza, pero rara vez estoy de malhumor...Y juro que estos días me atacó con todo y sin motivo aparente...Serán las hormonas?

Soledad dijo...

Es cierto... hay días que somos como los dibujitos de las historietas.... Se nos debe ver la chinche como un nubarrón encima la cabeza!!
Seguramente lo que te pasa no es nada grave... pero a veces uno vive con una sume de incordios e inseguridades que en algún momento termina en tormenta.
Beso Gla y que el fin de semana ayude a que pase!

DeepBlueSky dijo...

Hay días que son negros y otros que son MAS negros... definitivamente esos días en los que no nos soportamos ni nosotros mismos, son menores a los días que el sol brilla sobre nuestra cabeza y el horizonte se ve despejado de nubes negras.
No, no es por hormonas, simplemente creo que hay días que las energías propias tieden a equilibrarse...
Espero que mejore ese humor, aún sin que exista razón para estar de malas.
Un bso con mucho cariño

Gise dijo...

Si no tuvieramos esos días, ahí si me preocuparía... porque algo está funcionando raro. Somos humanos, algo de mal humor siempre viene bien ;-)

Fabiana dijo...

A mí me pasa muy seguido. Hay veces que aviso y me encierro en mi mundo. Pero otras...mejor que no me encuentren.

Besos y que tu malhumor pase rapidito.

incal dijo...

No pude evitar sentirme identificado con tus palabras. He aprendido a convivir con esos dias pero no ha sido facil.
Paradojicamente en esos momentos un tanto amargos inesperadamente el humor me suele rescatar.

Si me lo permites te invito a que visites mi blog ,alli hace unas semanas escribi algo al respecto que justamente titule: Hoy en un día de esos...

Saludos desde Montevideo. Luis

Gla dijo...

Antes que nada perdón a los que comentaron ya hace un par de días...pero mi malhumor no me permitió responder...Acá voy...

Sole: Lamentablemente el fin de semana en lugar de ayudar empeoró...tal vez empecé a ver la punta de mi icebrg..por lo menos encontrar la raíz del malestar para atacarlo...No?

Deep: Quizás no estoy muy acostumbrada a los días negros, por eso me abruman...

Gise: No acuerdo mucho con vos...El malhumor nunca viene bien, ni el propio ni el ajeno...

Fabiana: Yo esyoy en el "que no me encuentren"...Por eso no pasé por aquí en un par de días...

Bienvenido Incal: Lamento recibirte con esta cara, pero prometo que en cuanto mejore te visito...Gracias por venir...